Iván Hernández II: El resultado

por Alicia Pérez Gil

Ayer hablábamos de cómo enfrenta Iván Hernández los sabores y los sinsabores de la creación literaria. Hoy vamos un poco más al meollo del asunto. Y como esta segunda parte es tan larga con la primera, me dejo de introducciones kilométricas y paso a las respuestas.

¡Disfrutad!

Vale, y ahora, una vez que hemos aclarado lo de los procesos, hablemos de la materia prima. Y me refiero a mi concepto favorito: tus imágenes de luz: ¿Qué es una imagen de luz?
Una imagen de luz es algo que me sucede de vez en cuando. Es un concepto que podría llamarse simplemente inspiración, pero no lo veo igual. En parte este tema está tratado en mi último libro “El Futuro No Tiene Aliados 1 – La protegida Wittman”.
Normalmente, la inspiración te puede venir de mil maneras, pero una imagen de luz no. Diría que son las partes más importantes de una historia, mucho más que los personajes, los desenlaces, los misterios. Mucho, mucho más importantes. Iluminan el camino de tu libro. Por ejemplo, un grupo de personas desahuciadas por la sociedad arrancando las alas a un ángel; eso es una imagen de luz. Una bufanda infinita; eso es una imagen luz. Un sauce llorón cuyas ramas son teléfonos colgantes de los que salen sollozos continuos; eso es una cosa rara, pero también una imagen de luz. En cada novela hay varias de esas imágenes. Y tengo muchas más a buen recaudo. Son pequeños tesoros que me hacen mucho más fácil la escritura.

– ¿Es siempre una imagen de luz el germen de una historia o las ideas aparecen también de otras formas? ¿De qué formas?
Las imágenes de luz me empujan a escribir, a descubrirlas y a presentarlas al público. A veces no consigo explicarlas del todo bien, pero en otras ocasiones, sí. Y es genial porque tocan la fibra sensible sin que el lector se dé cuenta.
Las historias pueden evolucionar y surgir en base a lo que veo o escucho, desde una canción a un reportaje de la 2. Eso sí, me cuesta mucho hablar de la realidad sin introducir elementos mágicos o fantásticos. A veces, de camino a casa, se me ocurre algo al mirar las nubes o ver cómo se mueven las hojas de un árbol, como a todos los escritores supongo. Pero las imágenes de luz surgen sin más.

– Amor y fantasía… Hay quien te acusaría de facilón. Yo, de momento, no ¿Por qué estos temas?

Escribo con la única pretensión de divertir. No me muero por perderme dos años buscando información en una biblioteca perdida de un pueblo sobre las costumbres de un rey de hace siglos. No me interesa lo más mínimo conocer la vida de nadie, prefiero sinceramente que te la inventes y me digas que has terminado agotado investigando. Me lo voy a creer igual. No voy a acudir a Internet a saber si me has mentido o no. Diviérteme, sólo te pido eso. Después dime: “basado en hechos reales” o no. Me da igual.
En mi caso, tienes la certeza de que mis historias no te mienten porque no existían antes.
¿Facilón? No lo creo. La única cosa “facilona” que he escrito ha sido una de las que más me divierte releer. Y es : “AMARTE”. Tiene todos los estereotipos posibles y sucede todo lo que esperas, pero además hay grandes imágenes de luz, diversión, simpatía, buen rollo y terminas con una sonrisa happy ending. Es genial, pero no porque la haya escrito yo, es que la veo con perspectiva y sigo pensando que es buenísima en su sencillez. Y eso es la literatura adulta que yo espero escribir: un cuento infantil maquillado sutilmente de madurez.
¿Te he dicho que adoro todo los tópicos pero que los mezclo de maneras extrañas? Algún día si me haces otra entrevista(cuando consiga un TOP 10 en Amazon…) te contaré un truco que uso llamado “Baja la guardia”.

– ¿Para cuando un protagonista masculino? En FB tienes más seguidoras que seguidores. Ahí hay un mundo de público por conquistar…

En “El surco de tus labios me provoca deseo” parte del peso protagonista lo lleva un chico. Pero quédate con este título: “Alguien como yo no debería escribir poesía”. Protagonista 100% masculino.
Normalmente uso chicas en mis libros porque prefiero hablar con ellas. Y yo hablo con mis personajes. Te lo digo en serio, cuanto más tiempo pasan conmigo más vivos están y, a veces, en medio de las escenas se giran y me sonríen y me dicen “ánimo” y cosas así. Me sucedió ya con Minerva. En una ocasión detuvo la escena, se giró y me dijo que lo estaba haciendo bien, me dio ánimos para continuar. Incluso los secundarios a veces hablan conmigo. Somos una gran familia de personajes. Soy su padre y sólo quiero lo mejor para ellos. Pero en general hablo más con las chicas de mis libros, ellas son la parte más importante de la historia, las que transportan mi alma para pulsar los interruptores de las imágenes de luz y así hacer de la historia un paseo más que agradable para ellas, para el lector y para mí.

Y ahora algo un poco más personal y con un poco de mala intención: ¿Qué prefieres, una historia escrita de manera mediocre que te conmueva o una escrita de modo impecable y que te deje medio frío?

Mi meta como te he dicho antes es divertir y sorprender. Mi colección es especial y quien la sigue sabe de qué hablo. No encontrarás nada normal en ella, pero tampoco anormal. Todo fluye en la misma dirección siempre y en el mismo estilo. Un estilo positivo y esperanzador, donde siempre encontrarás personajes que te enamorarán  dentro de historias que, aunque parezcan facilotas, no lo son. Me alejo de las modas y escribo lo que me da la gana, porque escribir lo que está de moda es convertirte en una segunda opción. Y yo quiero ser OTRA opción, no un sucedáneo de nada.
No me planteo el tema de la escritura con la misma importancia que otros escritores, porque sé que mejorar la escritura es un proceso que no puedes forzar, requiere tiempo y aprendizaje. Sé que ahora escribo mejor que ayer y peor que mañana.
Pero los artistas llevan emocionando a las masas desde siempre y no por ello tienen que ser virtuosos. No hay más que acudir al mundo de la música para darse cuenta de eso. ¿Cuántos músicos hay buenos hoy en día sobre el escenario? Muy, muy pocos. Pero, en cambio, muchos de esos músicos mediocres son capaces de emocionar. ¿Motivos? El alma entiende de emoción, no de técnica. Los que saben mucho de técnica pueden sufrir un desvanecimiento de sus emociones al darse cuenta de que son incapaces de disfrutar del arte como una persona artísticamente inculta podría. Los que más saben son los que más sufren. La ignorancia es sabia aunque les joda a muchos.

Y la última: ¿Estudias o sólo trabajas?
Ya sabes, escribes y promocionas sin parar o te tomas tu tiempo para leer a esos que tuvieron éxito antes que tú y de los que se dice que algo saben. No sé, Shakespeare, Homero, Delibes, Durrell, Danielle Steele…

Sólo leo tres o cuatro autores que me gustan y algunos que me recomiendan. Hay demasiada literatura de calidad y de todo voy aprendiendo. Lo malo es el poco tiempo que me queda libre. Me gusta leer biografías, entrevistas, ver cine, estudiar diseño, hacer canciones… Hay una manía entre los escritores de basarnos sólo en literatura para hacer literatura. A mí me aburre eso, prefiero unir todo aquello que me emociona y plasmarlo con letras, diseño o música. Me da igual lo que digan de mi manera de escribir siempre que el que lo diga haya pagado antes por un libro mío. Entonces, puede decir lo que quiera, serán bien recibidas sus críticas y sus royalties. Por suerte, la inmensa mayoría de mis lectores les gusta lo que hago, creo. Aunque claro, tampoco tengo tantos, por eso lo digo, porque los tengo controlados…
He leído capítulos de escritores autoeditados en kindle y me sorprende la alta calidad de muchos de ellos. Me hacen sentir peor escritor en el sentido técnico y eso me ayuda a aprender. De los clásicos ya ni hablemos (hay algunos que por la distancia me aburren y otros que me parecen increíbles). Pero vuelvo a lo mismo, hablamos sólo de técnica.
Soy seguidor desde siempre de Ray Bradbury. Me gustan más las novelas cortas y los relatos que los libros eternos. Por eso concibo mis novelas como una bolsa de ositos de goma. Cada capítulo es un caramelo que te dejará buen sabor de boca y te invitará a comerte otro.

Ahora te dejo un ratito para que nos cuentes algo de Minerva, que estás de promo y seguro que tienes cosas que decir ☺

Como bien sabes, Minerva es la protagonista de “El Futuro No Tiene Aliados 1 – La protegida Wittman”. Es una historia en la que ella es la protagonista pero no está ni mucho menos sola en su aventura.
La historia comienza en una isla. Minerva es una niña de unos 10 años. Su abuelo Joseph, con el que vivía a solas, ha muerto hace poco. Entonces, Minerva aprovecha esa oportunidad que le da la muerte para salir de la isla a lomos de un ave de madera llamado Surira (es macho). Con ella lleva un colgante poderoso que pertenecía a su abuelo, y que al final de su existencia le llevó por el camino de la amargura. Pues bien, una vez que se larga de la isla y sobrevuela el océano buscando un nuevo hogar, sucede algo inesperado. Minerva comienza a crecer sin parar y envejece diez años en cuestión de segundos, y lo peor de todo es que Surira se empieza a desmembrar en pleno vuelo. ¡Uala! Como puedes imaginar, las cosas se ponen muy complicadas para ambos, y terminan impactando en las aguas del océano Índico. El ave de caoba ha muerto y Minerva espera un fin similar, hasta que… a lo lejos, aparece un barco pesquero con una tripulación que no viene sólo a rescatar a la joven Minerva…
A partir de ahí te aseguro que no podrás dejar de leer. Está pensada 100% para todo tipo de público. Desde lectores ocasionales a ratones de bibliotecas. Incluso algunos escritores podrían disfrutar de ella. Hay magia, realidad, enfermedad, celos, odios, pasión, mucho amor, simpatía y amistad. Gente mala y gente buena. Algunos flashbacks impactantes y toda la verdad de la vida en sus páginas.
Es un libro que trata muchos temas pero todos desde un punto de vista aliado. Una novela sencilla en su complejidad, mágica en su realidad, y absolutamente imprescindible para todo aquel que confíe en la existencia de un futuro mejor para todos.
Espero que les guste a los lectores. Ya he tenido bastantes opiniones previas al lanzamiento y la gente está encantada. Ahora lo complicado es conseguir que muchos se interesen por descubrir los secretos que esconde El futuro.

Y hasta aquí hemos llegado.
Espero que conozcáis un poco más a Iván, que a alguno os haya servido este par de posts para aprender alguna cosa -a mí sí- y, sobre todo, espero que hayáis disfrutado.

Os dejo de nuevo los enlaces a la fuente, que es dónde hay que acudir para alcanzar el conocimiento de primera mano.
Enlaces:
“El futuro no tiene aliados 1 – La protegida Wittman” en Amazon España: 




Página oficial: www.buscoaliados.com
Twitter: @buscoaliados
Anuncios