Burka avenger

por Alicia Pérez Gil

Burka avenger, cultura,educación,talibanes

Lo acabo de ver en las noticias de la mañana, mientras tomaba café, y me ha encantado: Una serie de dibujos pakistaní, la primera de animación producida en el país. El Washington Post cuenta en su artículo cómo la prensa europea y norteamericana ha emitido un feedback muy positivo. Incluso en el propio Pakistán la serie ha tenido una gran acogida.

¿La trama? Como dice el Huffpost, lamentablemente basada en hechos reales: Los talibanes no quieren que las niñas accedan a la educación y ha destruido multitud de escuelas para niñas. Sin embargo no todos los musulmanes son talibanes. Por ejemplo, el equipo creador de la “Vengadora del Burka“;ella  vive en un pueblecito de ficción, por el día es profesora y por la noche se ampara en su burka para ayudar a tres niños a mantener su escuela. Va armada con lápices y libros arrojadizos y lucha contra el corrupto alcalde del pueblo.

Las pocas voces críticas con la serie la ha tomado con el burka. No voy a soltar la idiotez de que le da un atractivo aire a Batman -que se lo da-, sino que transcribo las palabras de uno de los creadores: “No queremos que sea percibida como antimusulmana. Lleva el Burka porque es parte de su religión y porque, además, mantiene su anonimato”.

Tengo una opinión personal, claro. Teniendo en cuenta que la institucionalización de las religiones me parece una forma de ejercer el poder, la opresión y que por tanto estoy en contra de cualquiera de ellas, creo que cada uno tiene derecho a profesar la que quiera. Si las mujeres musulmanas optan por llevar una prenda que oculta todo su cuerpo, están en su derecho. Al fin y al cabo se supone que a mí me representa a un señor medio desnudo, torturado, que pende de una cruz.

Los que carecen del derecho a imponer un modo de vestir, una creencia o la ignorancia son los hombres y las mujeres.

Así que me encanta la serie. Hoy mismo voy a ver el primer capítulo.

Vosotros podéis seguirles en su página de Facebbok

Anuncios