Los lunes, magia: Cadena de favores Burgos

por Alicia Pérez Gil

Alicia Pérez Gil, leer, escribir, vivir, amar

Los lunes cuestan. Les ponemos buena cara, escogemos nuestra mejor ropa para sentirnos un poco más aceptables y nos decimos que son comienzos y que los comienzos  son buenos, pero los lunes cuestan.

Para que el inicio de cada semana sea un poco menos árido, he pensado que voy a hacer un esfuerzo. Voy a buscar algo bueno, algo positivo, algo por lo que los lunes merezcan mucho la pena. Los diarios, la televisión, internet… De todas partes nos llegan noticias tremendas. Y es necesario que las conozcamos, pero también lo es que seamos conscientes de que hay noticias buenas, personas buenas y que pasan buenas cosas.

Por ejemplo, en Burgos.

Conocí Cadena de Favores Burgos gracias a mi hermana, que vive allí. De manera un poco mecánica, como muchas de las cosas que hago cuando estoy ante la pantalla del ordenador, pulsé el pulgar de “me gusta” y me quedé tan ancha. Desde entonces, quizá haga ya un año y medio, me han llegado notificaciones acerca de la labor que esta asociación realiza en su ámbito de influencia. He visto cómo repartían camas, jguetes, comida, ropa y todo tipo de donaciones. Eso por sí mismo es genial, pero no es lo mejor. Lo mejor es que son capaces de mover la fuerza humana de su ciudad. Consiguen que hombres y mujeres corrientes, con trabajos corrientes y preocupaciones corrientes madruguen un fin de semana para hacer algo por otras personas tan corrientes como ellas pero menos afortunadas.

Eso es magia.

Magia que nace de la buena voluntad, del esfuerzo y de la fe en el prójimo.

No les conozco más que por sus actos. Jamás les he visto la cara, pero hacen mi vida un poco mejor. Para alguien que necesita creer en la humanidad, esta es una gran manera de encarar el lunes.

Podéis conocer Cadena de favores Burgos en este enlace. Quizá también podáis echar un cable. A ellos o a otros.

 

 

Anuncios