El día en que todos seamos Charlie

por Alicia Pérez Gil

Alicia Pérez gil, vivir, amar

 

Será ese día en que lo más importante sean  las libertades, en que nadie insulte a nadie por emitir una opinión contraria a la propia.

El día en que brille el respeto y nadie confunda a todos los cristianos con fanáticos ni a todos los islamistas con radicales; ni se abandere la creencia de que quienes tienen fé carecen de cerebro.

El día en que se diga “esto no me gusta” en lugar de “esto es una mierda”.

El día en que las opiniones sólo sean ideas y no señas de identidad.

El día en que aprendamos que la tolerancia no es el acuerdo y que del derecho a expresar una opinión no se deriva la obligación de escucharla, pero si la de aceptar que hay otras diferentes.

El día que aprendamos a salirnos del camino de las personas que no nos aportan nada. El mismo día en que aceptemos que hay personas a las que nada aportamos y por eso salen de nuestro camino.

El día en que no necesitemos convencer a nadie para convencernos a nosotros.

En nuestras vidas.

En nuestras casas.

En nuestros timelines.

 

Que llegue pronto ese día.

 

 

Anuncios