Lo que no se dice

por Alicia Pérez Gil

FEAT-ESCRIBIR

 

 

 

 

—¡Ayudadme! —gritó.

La animaron a seguir

siempre adelante.

—¡Ayudadme! —gritó.

Sonreían, palmeaban

expectantes.

—¿No me oís? —preguntó.

Le retocaban con gracia

el maquillaje.

—¡Ecuchadme! —reclamó,

la boca recosida

con bramante.

Anuncios