Palabras mágicas de ámbito doméstico. No agitar antes de usar. O mejor, no usar a tontas y a locas, por favor.

por Alicia Pérez Gil

FEAT-ESCRIBIRSon ¿sólo? Frases hechas que repetimos sin pensar. Hechas por el uso o tejidas por el huso ¿quién lo sabe? Sólo las repetimos como si no tuvieran significado.

Buenos días

Pero no lo son. Hace frío, es muy temprano y te duele la garganta. Aun así lanzas el conjuro. A veces te parece que no funciona. Quizá deberías plantearte si no será por tu falta de fe. Ya sabes, igual que cuando se te olvida el azúcar y el café sabe a demonios.

Encantada de conocerte

Se establecen así los términos del contrato.

Dices

encantada de conocerte

y, como por encanto,

las demás preocupaciones

desaparecen,

la mente se vacía,

comienza el rito

de darse a conocer.

Que será correspondido:

—Igualmente.

Estás igual

Puede que las arrugas se arremolinen junto a tus ojos y tu boca,

o que tus ojos y tu boca hayan perdido lustre.

Pero son tus ojos, es tu boca y ahí estás tú.

En ti reconozco a aquella

a quien pertenece

un fragmento que resuena

dentro de mi pecho.

Fa sostenido.

Te reconozco luego estás igual.

Aunque no seas la misma.

Hasta siempre

Confieso que esta

no

La entiendo. Para mí

siempre es demasiado tiempo y

no

sé si es una despedida

lanzada al viento cuando

no

se desea saludar ya más.

Si dices siempre

invocas a la eternidad.

No

llames a la muerte en vano.

Anuncios