Barro: una novela corta que sí, es mía y no, no es de terror.

por Alicia Pérez Gil

FEAT-ESCRIBIRSiguiendo con mi particular manera de hacer las cosas, o de no hacerlas, he olvidado usar el blog para lo que vale; es decir, dar noticias importantes.

Ahora la siguiente frase se pone rebelde porque ¿cómo dices que has publicado tú primer libro con una editorial? Hola, queridos: He publicado un libro.

Supongo que sí, que así es: He publicado un libro. Una novela corta de género fantástico y título Barro, escrita por mí, forma ahora parte del catálogo de Editorial Cerbero, a decir de su fundador, la mejor del mundo entero.

Editorial Cerbero no es cualquier editorial, sino una editorial honesta, con un sentido de la justicia autor-editor-lector. Una de esas editoriales, cuervos blancos, que hacen su trabajo y dejan que el resto de la cadena lleve a cabo el suyo.

Barro por su parte es la primera parte de una trilogía de novelas cortas que hablan sobre la búsqueda de la libertad a través de la búsqueda de la identidad. Si bien esta primera entrega se enmarca dentro de la fantasía, la segunda puede considerarse ciencia ficción y la tercera será de terror.

Habría que dejar claro cómo se aplica el sustantivo trilogía a estas tres novelas que no tienen en común más que el tema: no comparten personajes, ni mundos ni estilo. Pero hablan de la búsqueda, del viaje y de la relación de uno con el mundo. Entre las tres se crea un ciclo de despojo, encuentro y destrucción a varios niveles.

Tal como dice la sinopsis de Barro,

Alicia sabe qué llevará consigo y qué no cuando sus padres deciden cambiar de casa. Sin embargo, hay algunas cosas que quedan fuera de su alcance, como su hermana, su gemela problemática recluida en un centro especial, la única persona a la que quisiera tener a su lado en su nueva vida. Dispuesta a recuperarla, emprende un viaje más allá de las fronteras de lo real, al otro lado de la bruma de los sueños, donde cada uno de los objetos que ha guardado con ella demostrarán su auténtico poder. Y los necesitará, porque en el propio viaje se verá despojada de todo lo que la convierte en Alicia, incluido su propio nombre.

¿Fantasía?

Sí, fantasía sin elfos cursis, sin enanos mineros, sin hobbits, sin dioses, sin soluciones mágicas. En el mundo al que Alicia llega huyendo del conejo blanco, existe la magia, pero no es una magia al uso. La magia representa lo que los otros saben de la protagonista, que lo pierde todo, hasta el nombre, antes de encontrarse a sí misma. A medida que encuentra su verdad se opera un determinado tipo de magia. Hasta el momento del renacimiento.

Pero no hace falta que me extienda en explicaciones, porque este fin de semana vais a tener mil y una oportunidades de oírme, a mí y a mis compañeros de editorial, hablar de mi libro, de los suyos, de la identidad, de los viajes iniciáticos y de lo que se os ocurra. Editorial Cerbero ha preparado un programa de lujo. Este es el cartel. Espero veros a todos. O al menos a muchos.

PROGRAMA CERBERO IPROGRAMA CERBERO ii

Anuncios